Reformas electorales y desproporcionalidad en las elecciones parlamentarias de 2010

  • Héctor Gabriel Briceño Montesinos Universidad Central de Venezuela
Palabras clave: elecciones parlamentarias, sistema electoral, partidos políticos, desproporcionalidad

Resumen

El sistema electoral venezolano se caracteriza durante sus primeras tres décadas por su estabilidad, pues sus escasas modificaciones apuntaban hacia la consolidación y profundización del sistema de Representación Proporcional diseñado en 1958, así como a la adecuación a los nuevos tiempos y nuevas demandas de la sociedad. Sin embargo, a partir de 1989 importantes cambios se incorporaron al sistema electoral, dando inicio a una era caracterizada por la incertidumbre, en la que cada evento electoral es precedido por una modificación en las reglas de juego, y por la modificación del sistema diseñado a inicios de la democracia venezolana. Pero solo a partir de 1999 se transita, sin mayores miramientos, hacia un sistema electoral con características distintas. En este sentido, tras la aprobación de la Ley Orgánica de Procesos Electorales en agosto de 2009, y su implementación en las Elecciones Parlamentarias de septiembre de 2010, el sistema electoral evidencia un giro que contraviene los valores consagrados en el artículo 186 de la Constitución de 1999, que establece como principios la representación proporcional y la personalización del voto. Las herramientas utilizadas para lograr este inversión de principios no fue la manipulación circuital (Gerrymandering) sino una arbitraria distribución de los escaños lista y nominal así como la independencia ente ambos sistemas.

Cómo citar
Briceño Montesinos, H. G. (1). Reformas electorales y desproporcionalidad en las elecciones parlamentarias de 2010. Cuestiones Políticas, 27(47). Recuperado a partir de https://produccioncientificaluz.org/index.php/cuestiones/article/view/14583
Sección
Participación y Sistemas Electorales