Prevalencia de parasitosis intestinales en niños del Cantón Paján, Ecuador

Durán-Pincay Yelisa1; Rivero-Rodríguez Zulbey2; Bracho-Mora Angela3

1. Carrera de Laboratorio Clínico. Universidad Estatal del Sur de Manabí. Jipijapa. Manabí, Ecuador., Universidad Estatal del Sur de Manabí, Carrera de Laboratorio Clínico, Universidad Estatal del Sur de Manabí,

<city>Jipijapa</city>
<state>Manabí</state>
, Ecuador , 2. Carrera de Laboratorio Clínico. Universidad Técnica de Manabí. Porto Viejo. Manabí. Ecuador., Universidad Técnica de Manabí, Carrera de Laboratorio Clínico, Universidad Técnica de Manabí,
<city>Porto Viejo</city>
<state>Manabí</state>
, Ecuador ,
3. Cátedra de Práctica Profesional de Parasitología. Escuela de Bioanálisis. Facultad de Medicina. Universidad del Zulia. Maracaibo. Zulia. Venezuela., Universidad del Zulia, Cátedra de Práctica Profesional de Parasitología, Escuela de Bioanálisis. Facultad de Medicina, Universidad del Zulia,
<city>Maracaibo</city>
<state>Zulia</state>
, Venezuela

Correspondence: Autor de Correspondencia: Bracho/Mora Angela. ORCID: https://orcid.org/0000-0001-5749-9568. Dirección Postal: Final Av. 20 al lado de la Maternidad Castillo Plaza. Escuela de Bioanálisis. Facultad de Medicina. Universidad del Zulia. E-mail E-mail:
Conflicto de Intereses* Los autores declaran no presentar conflictos de intereses.
* DPY procesamiento de muestras y redacción del manuscrito; RRZ procesamiento de muestras y revisión del manuscrito y BMA redacción y revisión final del manuscrito.


Resumen

Las parasitosis intestinales representan uno de los problemas más importantes de salud pública que afecta principalmente a países en vías de desarrollo. El objetivo de este trabajo fue determinar la prevalencia de parasitosis intestinales en escolares del cantón Paján, Ecuador. Se analizaron 351 muestras de heces con solución salina fisiológica y lugol de niños en edades comprendidas entre 5 y 9 años de uno u otro sexo. Se determinó una prevalencia general de parasitados de 45,30% (159/351) prevaleciendo los monoparasitados sobre los poliparasitados (91,82% / 8,18%). Las principales especies encontradas fueron los protozoarios Complejo Entamoeba 26,50% (93 casos) E. coli (6,55%) y G. lamblia (6,27%) y de los helmintos A. lumbricoides (1,14%) y E. vermicularis (0,57%). Se concluye que los niños en edad escolar del cantón Paján tienen una mediana prevalencia de parasitados por lo que existen condiciones permisivas para la trasmisión de enteroparásitos; lo que es necesario hacer seguimiento a las medidas preventivas y de tratamiento de las parasitosis.

RecibidoReceived: 2018 September 14; AceptadoAccepted: 2019 January 15; Publicación en línea

km. 2019 ; 47(1)

Copyright

©2019. Los Autores. Kasmera. Publicación del Departamento de Enfermedades Infecciosas y Tropicales de la Facultad de Medicina. Universidad del Zulia. Maracaibo-Venezuela. .

Keywords: Palabras clave: parasitosis intestinales, niños, prevalencia, Ecuador.
Keywords: Keywords: intestinal diseases, children, prevalence, Ecuador.

Introducción

Las parasitosis intestinales constituyen un grupo de enfermedades con una alta prevalencia, las cuales comprometen al individuo, a la familia y a la comunidad. Desde el punto de vista epidemiológico, la contaminación fecal del suelo, el deficiente saneamiento ambiental y la mala higiene personal son, sin duda, los factores más determinantes que condicionan estas enfermedades; es decir, no sólo las carencias económicas, sino las culturales, afectan al individuo en su salud principalmente en los niños 1-4.

Los parásitos intestinales están ampliamente diseminados alrededor del mundo, describiéndose elevadas tasas de prevalencia en países tropicales y subtropicales, donde se reúnen las características geográficas y climatológicas que contribuyen a las necesidades biológicas de geohelmintos y protozoarios, permitiendo la diseminación de las parasitosis que originan, algunas veces de manera simultánea 2-4.

Se consideran un problema de salud pública que afecta a individuos de todas las edades y sexos, pero se presenta sobre todo en los primeros años de vida, ya que en este grupo de población aún no se han adquirido los hábitos higiénicos necesarios para prevenirlas y no se ha desarrollado inmunidad frente a diferentes tipos de parásitos. Estas infecciones se producen en el hombre cuando sus hábitos y costumbres se interrelacionan con los ciclos de vida de los helmintos y protozoarios, agentes causales de las mismas 5.

Existen factores condicionantes que favorecen el contacto entre las especies parasitarias y los individuos; entre éstos se encuentran la falta de saneamiento ambiental básico por la indebida disposición de excretas y basuras, falta de agua potable y los hábitos higiénicos deficientes en el manejo de alimentos; para los parásitos, esto es importante para aquellas especies cuya vía de transmisión es la fecal-oral a través de la ingestión de sus formas infectantes. Por otro lado, existen algunas parasitosis en donde las costumbres y hábitos, como la falta de uso de calzado y el contacto frecuente con la tierra a través del trabajo y juego son importantes vías para la transmisión de otras enteroparasitosis, cuya puerta de entrada al organismo humano es la piel. Todo ello se ve favorecido por el bajo nivel socioeconómico y educativo presente en algunas comunidades 6.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) 7 un estimado de 3.500 millones de habitantes alrededor del mundo se ven afectados por parasitosis y, aproximadamente, 450 millones están enfermos a consecuencia de estas afecciones, correspondiendo la mayor proporción a la población infantil. Así mismo, la OMS en su portal afirma que, a nivel mundial, aproximadamente 65.000 muertes anuales pueden ser atribuidas a infecciones helmínticas, causadas en particular por anquilostomideos antroponóticos, y unas 60.000 muertes se deben a Ascaris lumbricoides; igualmente asevera que Entamoeba histolytica es el agente causal de enfermedad en unos 48 millones de personas, de las cuales mueren alrededor de 70.000 anualmente 8.

A nivel internacional se han realizado diversos estudios sobre prevalencia intestinal en escolares donde se manejan tasas de prevalencia que varían entre el 40 y 90% 9-15 lo que sugiere que esta población está altamente susceptible a contraer estas infecciones que pueden transcurrir asintomáticas durante largo tiempo y luego pueden provocar cuadros digestivos; trayendo como consecuencias la modificación de la condición nutricional afectando los grupos con mayor déficit nutricional por lo cual llevan a efectos negativos en la nutrición en el desarrollo motor y cognoscitivo y la aparición de anemia 16-18.

Considerando los estudios que demuestran la persistencia de los parásitos intestinales en la población escolar, es trascendente realizar estudios epidemiológicos en estos grupos poblacionales. El presente estudio tuvo como objetivo determinar la prevalencia de parásitos intestinales en escolares del cantón Paján de Ecuador y así ayudar a la casuística de nuestro país.

Métodos

Estudio de carácter observacional, descriptivo y tipo transversal, realizado entre mayo y julio del 2018 en diferentes unidades educativas de las parroquias del Cantón Paján, Ecuador. Las muestras se obtuvieron de forma no probabilística, considerando a niños entre el rango de edades de 5 a 9 años, de uno u otro sexo; distribuidas de la siguiente forma: 67 Paján, 95 Campozano, 75 Cascol, 48 Guale y 66 Lascano, obteniendo una muestra total de 351 niños.

Para la realización de esta investigación se enviaron comunicados a las autoridades respectivas y el consentimiento informado a los padres y/o representantes consultándole edad y sexo de sus representados para dar autorización de participar en el estudio;

Una vez firmado el consentimiento informado se recolectaron las muestras y fueron llevadas para el Laboratorio de Parasitología de la carrera Laboratorio Clínico de la Universidad Estatal del Sur de Manabí, para su procesamiento; donde se les realizó el examen de heces directo con SSF al 0,85% y coloración temporal de lugol 19; en caso de la aparición de trofozoítos de amibas se disponía de azul de metileno amortiguado. La información obtenida se registró en hojas de Excel para posteriormente tabularse y realizar tablas presentándose los resultados en porcentajes y se le aplicaron pruebas de significancia estadística (χ2) a las variables sexo y presencia de helmintos, sexo y presencia de protozoarios, parasitados y no, frecuencia de mono y poliparasitados; se determinó un nivel de significación estadística de 95% (p < 0,05) en el paquete estadístico SPSS versión 17.0 para Windows.

Resultados

De los 351 individuos estudiados, 183 niños correspondieron al sexo masculino (52,14%) y 168 al sexo femenino (47,85%). La edad de los niños incluyó desde los 5 a 9 años, siendo la edad media de 8±1,32 años. La prevalencia general de enteroparásitos fue de 45,30% (159/351) prevaleciendo los monoparasitados sobre los poliparasitados, 91,82% y 8,18% respectivamente (Tabla 1).

Tabla 1.

Prevalencia de parasitados y no parasitados según grupo sexo, cantón Paján, Ecuador


Género n Parasitados No Parasitados
n % n %
Femenino 168 83 52,20 85 44,27
Masculino 183 76 47,80 107 55,73
Total 351 159 100,00 192 100,00

TFN1χ2 = 0,139


En la Tabla 2, se observa la prevalencia de parasitados y no parasitados según la edad, donde se evidencia que los niños de 9 años fueron los más parasitados; mientras que los no parasitados predominaron en los de 8 años.

Tabla 2.

Prevalencia de parasitados y no parasitados según grupo etario, cantón Paján, Ecuador


Edad n Parasitados No Parasitados
n % n %
5 años 33 14 8,81 19 9,90
6 años 55 27 16,98 28 14,58
7 años 57 28 17,61 29 15,10
8 años 98 38 23,90 60 31,25
9 años 108 52 32,70 56 29,17
Total 351 159 100,00 192 100,00

Hubo un importante predominio de protozoos, siendo el agente causal más frecuente Complejo Entamoeba (26,50%), seguido por E. coli (6,55%) y G. lamblia (6,27%) y dentro de los helmintos se encontraron A. lumbricoides (1,14%) y E. vermicularis (0,57%) (Tabla 3).

Tabla 3.

Especies parasitarias encontradas en escolares del cantón Paján, Ecuador


Especie Parasitaria n %
>Helmintos* A. lumbricoides 4 1,14
E. vermicularis 2 0,57
T. trichiura 0 0,00
Ancylostomideos 0 0,00
S. stercoralis 0 0,00
H. nana 0 0,00
Cromista Blastocystis sp. 1 0,28
>Protozoarios** Complejo Entamoeba 93 26,50
E. coli 23 6,55
G. lamblia 22 6,27
P. hominis 19 5,41
E. nana 7 1,99
I. bustschlii 1 0,28
Ch. mesnili 1 0,28

TFN2*p=0,275 /**p=0,296


Aplicando el análisis estadístico (mediante pruebas de Chi-cuadrado) no se encontró diferencia significativa entre las variables sexo y helmintos (p=0,275) así como sexo y protozarios (p=0,296); sexo y parasitados y no parasitados (p=0,139); frecuencia de mono y poliparasitados (p>0,05).

Discusión

Las parasitosis intestinales como problema de salud pública representan actualmente una patología mundial que afecta generalmente a la población infantil de cualquier grupo social, especialmente aquellos que viven en precarias condiciones higiénicas, ambientales y de bajo nivel socioeconómico que, aunque no reviste mortalidad, incide en el desarrollo del individuo 13.

En esta investigación se encontró una prevalencia de 45,30% contrastado con otros reportes este resultado es más bajo que el encontrado por la mayoría de los investigadores a nivel internacional Mejía y cols. 14, Núñez y cols. 15 y Morales 20 que encontraron prevalencias de 79%, 87,5% y 90,6% respectivamente, pero mayor al reportado por Solano y cols. quienes reportan un 24,1% 21. En el Ecuador son escasas las publicaciones acerca de este tema, sin embargo, existen diversas tesis de grado (datos no publicados) donde hacen mención de factores de riesgo (tratamiento de agua de consumo, lugar donde defecan, hábitos higiénicos, presencia de animales domésticos, entre otros) y repercusión de la presencia de parasitosis intestinal 22-25.

A pesar de existir un número ligeramente superior de parasitados en el sexo femenino, no se determinó diferencia significativa de las parasitosis por sexo; algunas investigaciones afirman que las niñas parasitadas predominan sobre los niños; considerando que este género tiene mayores factores de riesgo 14,20,26,27. A pesar de estas consideraciones, el sexo no parece ser un factor determinante para la adquisición de parásitos intestinales, como si puede ser la edad; es por ello que un mayor número de investigaciones refieren que no se detectó diferencia significativa entre los géneros estudiados 13,15,21,28-32.

Al determinar el número de especies parasitarias por individuo, predominó el monoparasitismo sobre el poliparasitisismo. Es probable que los niños se encuentren en un entorno poco contaminado, por lo que tienen poco riesgo de infectarse continuamente por diversas especies de parásitos, de allí el bajo porcentaje de poliparasitados. Estos resultados coinciden con los estudios realizados por Jiménez et al. 33, Solano et al. 34 y Ávila-Rodríguez 35, sin embargo, difieren de las publicaciones de Acurero 28, Morales 20 y Rodríguez 12, en las cuales se encontró una mayor cantidad de poliparasitados.

El grupo etario más afectado fue el de 9 años con un 32,70% que al ser comparado con otros estudios tanto en niños 1,8,13,28 como en población general 3,15,31 se observa que esta es la edad que es más afectada probablemente porque es la etapa en la que ya hay cierta independencia del niño y menor control por parte de los padres sobre las medidas higiénicas generales, por estar alejados del hogar; también el contacto con un mayor número de personas y la mayor exposición a factores de riesgo. No se observó evidencia de diferencia significativa a diferencia del estudio reportado por Fuentes y cols. 13 donde demostró estadísticamente significativa la diferencia con los otros grupos de edad.

Se demostró mayor presencia de protozoos frente a helmintos igual que en otros estudios realizados 9,12,13,14,21,27 lo cual podría deberse a la facilidad de transmisión de estos parásitos, cuya vía es fecal-oral 14, a través de la ingesta de agua y alimentos contaminados 20. Así mismo, la baja prevalencia de helmintos estaría relacionado con las condiciones climáticas, el tipo de suelo, humedad los cuales son factores que son indispensables para el desarrollo de los geohelmintos, y porque la transmisión, a diferencia de los protozoarios, no se realiza por el consumo de agua 14.

Complejo Entamoeba fue la especie parasitaria encontrada en primer lugar con un 26,50% resultado muy similar al reportado por Rivero y cols. 26 en su estudio realizado en población infantil. En otras latitudes también se han encontrado valores altos del complejo; Hooshyar et al. 36, refieren una prevalencia de 1 a 30% de E. histolytica/dispar en diferentes partes de Irán. Aunque existen reportes 9,12 donde manejan porcentajes mayores al acá encontrado. Por otro lado, estudios donde se detectó un solo caso de esta especie (Monagas paraguay zr) hasta ausencia del mismo 14,20.

Entamoeba coli fue la segunda especie parasitaria hallada en el estudio con mayor porcentaje 6,55%. Este protozoo comensal está presente en climas cálidos y húmedos, también sirve como un indicador fecal del agua y de deficiencias en los sistemas de alcantarillados. Se le ha encontrado también en las heces de algunos animales que son portadores 20. Por su parte G. lamblia ocupó el tercer lugar con un 6,27% su prevalencia es baja en relación a otros estudios realizados 10,12,15) predominante en los niños, sin embargo, no deja de ser importante este hallazgo ya que los escolares que lo poseen se constituyen en portadores del parásito facilitando su diseminación. Este patógeno tapiza el intestino delgado interfiriendo con la absorción de nutrientes y vitaminas, y es causa de desnutrición en los niños, diarreas crónicas y dolor abdominal 14.

Iodamoeba butschlii, Endolimax nana y Chilomastix mesnili son parásitos comensales que también fueron hallados, pero en menor proporción. Estos protozoos también están presentes cuando las condiciones sanitarias son inadecuadas y hay una deficiente política en salud 20.

Blastocystis sp. a diferencia de la mayoría de las investigaciones realizadas de parasitosis intestinales 1,4,10,14,20,21,27,31 no se encontró ocupando los primeros lugares lo que pudiera explicarse a las diferencias epidemiológicas propias de la región.

Ascaris lumbricoides fue el helminto más prevalente con un 1,14%, a pesar que su valor fue bajo al compararlo con los estudios realizados por Brito et al. 15, en un estudio realizado en Venezuela, así como con los obtenidos en otras latitudes por Rodríguez 12, y Díaz et al. 10 con frecuencia de 4% y 2,9% respectivamente. Éste nematodo es altamente prevalente en edad escolar debido a su ciclo evolutivo y las prácticas de juegos con la tierra por los niños en estas edades, sin embargo, para el momento de la toma de muestra se había realizado una jornada de desparasitación por parte del gobierno por lo que enmascara las verdaderas prevalencias de estos agentes parasitarios.

En segundo lugar, se encontró Enterobius vermicularis con dos casos; los cuales se encontraron de manera fortuita ya que no se utilizaron técnicas específicas para su diagnóstico. Su presencia se debe al ciclo directo de transmisión de persona a persona que posee, inclusive se puede transmitir por inhalación de sus huevos que permanecen por un tiempo prolongado en el ambiente, dispersándose con el polvo; las condiciones de hacinamiento en las que viven los niños sumado a los malos hábitos de higiene como una ausencia o lavado incorrecto de manos favorecerían el mayor contagio de este parásito 14.

Es importante mencionar que una de las diferencias de los resultados encontrados en la presente investigación con otros estudios citados podría darse por el método para análisis coproparasitológico ya que, sólo se usó directo con solución salina y lugol sin aplicación de métodos de concentración alguno, pero esto es explicable debido a que en la región no se incluye dentro del procesamiento de las muestras fecales estas técnicas.

Las enfermedades infecciosas desatendidas son un conjunto de infecciones (muchas de ellas parasitarias), causadas por microorganismos patógenos que afectan poblaciones que viven en condiciones socioeconómicas de pobreza y que tienen problemas de acceso a los servicios de salud. La mediana frecuencia de parasitosis hallada en este trabajo, refleja una predisposición a las enteroparasitosis, probablemente debidas a una adecuada higiene ambiental y condiciones socioeconómicas en la población estudiada o a que el momento del estudio se había aplicado tratamiento antiparasitario lo que redujo la cantidad de especies parasitarias; por lo que se sugiere repetir el estudio luego de un tiempo acorde que haya pasado el efecto del antiparasitario, así como también aplicar técnicas de concentración para determinar la verdadera prevalencia de los niños en edad escolar del Cantón Paján.


Referencias Bibliográficas
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
13.
14.
15.
16.
17.
18.
19.
20.
21.
22.
23.
24 .
25 .
26.
27.
28.
29.
30.
31.
32.
33.
34.
35.
36.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2019 Yelisa Durán-Pincay, Zulbey Rivero-Rodríguez, Angela Bracho-Mora

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Departamento de Enfermedades infecciosas y Tropicales. Facultad de Medicina. Universidad del Zulia / Maracaibo / Venezuela / Kasmera / e-mail: revistakasmera@gmail.com  / P-ISSN 0075-5222 / E-ISSN 2477-9628

ReviCyHLUZ

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.