QUÓRUM_Vol15n1_Art_7


QUÓRUM ACADÉMICO

Vol. 15 Nº 1, Enero-Junio 2018. Pp. 119-131

Universidad del Zulia


El cambio social que producen las redes en la educación venezolana


Mary Ollarves1

Mary Carmen Hernández2 Dádiva, Pirela3


Resumen

El presente artículo tiene como objetivo general determinar el cambio social que producen las redes en la educación venezolana, donde la comunicación no es vista de forma tradicional, sino a través de un nuevo estilo de vida que ha evolucionado la forma como se generan las interacciones entre las personas. El estudio es de tipo documental bibliográfico. Se hace un análisis teórico-conceptual, que permite comprender la forma de vivir en la sociedad de la información y el conocimiento. El resultado arroja la importancia de establecer el cambio social en la educación venezolana, apoyándose en las tecnologías de la información y comunicación para utilizar las redes sociales, con la finalidad de mantener conectados a docentes y estudiantes con todas las instituciones educativas venezolanas.

Palabras Clave:Cambio social; tecnologías de información y comunicación; redes sociales.


Recibido: Mayo 2017 - Aceptado: Septiembre 2017


  1. Magister en Ciencias de la Comunicación. maryollarves50@gmail.com

  2. Licenciada en Educación. Mención Integral. marikrmn@hotmail.com

  3. Magister en Ciencias de la Comunicación. dadivaelina@gmail.com


    Social change produced by social network in Venezuelan education

    Abstract

    This article aims to determine the social change produced by networks in Venezuelan education, where communication is not seen in a traditional way, but through a new way of life that has evolved the way interactions between people. The study is of bibliographic documentary type. A theoretical-conceptual analysis is made, which allows understanding the way of living in the society of information and knowledge. The result shows the importance of establishing social change in Venezuelan education, using information and communication technologies to use social networks, in order to keep teachers and students connected to all Venezuelan educational institutions.

    Keywords: Social change; information and communication technologies;

    social networks.


    Introducción


    Desde sus inicios en la sociedad han estado presente diversos cambios sociales como hechos y/o acontecimientos que han dado paso a diversas ideas de innovación, con la finalidad de comenzar nuevas formas de comunicación que han evolucionado, en espacio y tiempo, y han llegado a establecer la sociedad de la información y el conocimiento.

    En la actualidad esta sociedad del conocimiento conlleva difundir la información con tecnología cada vez más avanzada, de forma rápida y eficaz. Por lo que la evolución tecnológica empieza a construir una nueva interacción entre las personas; con medios de comunicación cada vez más rápidos, sencillos, globales y móviles, los cuales funcionan a través de dispositivos como computadoras, teléfonos celulares, tablets y laptops, que rápidamente acceden a Internet, a través de las tecnologías de información y comunicación (TIC).

    Además, se cuenta con diferentes programas mediante los cuales niños, jóvenes y adultos pueden desarrollar sus habilidades, destrezas y desenvolverse fácilmente en la red; con tan solo tener una cuenta y participar de las llamadas redes sociales, que permiten mantener relaciones en diferentes ámbitos; en el educativo (con instituciones educativas,


    públicas o privadas); afectivas (familiares, amigos y relaciones personales); laborales y de negocios (con empresas públicas o privadas). Se eliminan fronteras, barreras de tiempo y espacio, y se comparte información de manera instantánea.

    Este nuevo estilo de vida transforma la educación, como formadora de hombres y mujeres integrales, que se enfrentan a los retos del cambio tecnológico y a las exigencias de la sociedad actual, llevando no solo a los docentes, sino también a los estudiantes a reflexionar sobre la influencia que tiene la globalización en materia de intercambio de información, a través de las redes sociales.

    Al aceptar las herramientas tecnológicas como computadoras, teléfonos celulares, tablets, laptops, entre otras, se mejora la calidad y excelencia del proceso de aprendizaje, se diseñan, implementan y se dan a conocer nuevos programas educativos que permiten estar al día con el acontecer comunicacional e informativo.

    Es de señalar, que la educación venezolana no está al margen de los adelantos tecnológicos y que desde el Gobierno Bolivariano de Venezuela se abre un compás entre la educación y la sociedad del conocimiento, donde se impulsa el desarrollo de las tecnologías informáticas y telemáticas, a través de la Fundación Bolivariana de Informática y Telemática (FUNDABIT), organismo adscrito al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, constituido mediante el Decreto Nº 1.193, el 6 de febrero de 2001, publicado en la Gaceta Oficial Nº 37.137, el 9 de febrero de 2001. Este organismo tiene como misión y visión incorporar las TIC en el proceso educativo, para contribuir con la formación integral del individuo y ser vanguardia (República Bolivariana de Venezuela, 2003).

    Es oportuno mostrar la estructura del sistema educativo venezolano, que se compone de niveles y modalidades. En los niveles está el subsistema de educación básica, integrado por la educación inicial, educación primaria y educación media. El subsistema de educación universitaria conformado por el pregrado y postgrado universitarios. Mientras que en las modalidades se encuentran la educación especial, la educación de jóvenes, adultos y adultas, la educación en fronteras, la educación rural, la educación para las artes, la educación militar, la educación intercultural, la educación intercultural bilingüe, y otras que sean determinadas por reglamento o por ley (Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, 2009).

    Como en cualquier parte del mundo los sistemas educativos se enfrentan

    a los desafíos que representan las TIC, por lo que significa incursionar en la


    sociedad de la información y del conocimiento, pues esta provoca cambios importantes que favorecen el aprendizaje. Para ello, se requiere de docentes disponibles para afrontar estos retos y un Gobierno dispuesto a invertir en el desarrollo de paradigmas, que facilitan el manejo de conceptos y teorías, que permitan a los estudiantes venezolanos evolucionar y desarrollar sus capacidades para crear sus propios conocimientos, dejando atrás los métodos tradicionales y obsoletos de la enseñanza a través del papel, pizarra y tiza, entre otros.

    Es oportuno aprovechar las bondades, ventajas y beneficios que tienen tanto el cambio social como las redes, puesto que con el acceso a las tecnologías de información y comunicación su incorporación como herramienta educativa, amplía espacios en el aula de clase, permite el intercambio de información entre docentes y estudiantes, fomenta el diálogo, facilita crear comunidades de investigación, favorece el desarrollo académico y genera nuevos conocimientos.

    Con esta premisa, la presente investigación tiene como objetivo general determinar el cambio social que producen las redes sociales en la educación venezolana. Se intenta contribuir a la conceptualización y al establecimiento de las consecuencias que puedan estar ocasionando las redes sociales, en vista que no sólo actúan como medios de comunicación, sino también de entretenimiento.

    Por lo que vale la pena preguntarse ¿Cuál es el cambio social en cuanto a tecnología, información y comunicación qué influye en la educación venezolana? y ¿Cuáles son las redes sociales qué utilizan con más frecuencias los estudiantes venezolanos?

    Los resultados que esta investigación se propone establecer van en la dirección del cambio social en la educación venezolana, de cómo se apoya en las tecnologías de la información y comunicación para utilizar las redes sociales y mantener conectados a docentes y estudiantes, con todas las instituciones educativas del país y quizás más allá de las fronteras.


    Sobre la metodología


    Esta investigación se basa en diferentes materiales bibliográficos, obtenidos a través de fuentes primarias, como libros, revistas científicas y documentos en la red; se busca obtener nuevos conocimientos a partir de un procedimiento científico sistemático de indagación, organización, interpretación y presentación de datos, que involucra la revisión de


    información documental y bibliográfica alrededor del tema estudiado, para decir cómo es y cómo se manifiesta el fenómeno (Hernández, Fernández y Baptista, 2010).

    La intención es comprender el cambio social que producen las redes sociales en la educación venezolana, con el fin de lograr un análisis teórico- conceptual que lleve a una propuesta de utilidad, que sirva para entender las nuevas formas de comunicarse e interactuar en instituciones educativas y no seguir estancados en la época de la colonia, sino por el contrario evolucionar a la sociedad del conocimiento.


    Cambio social


    Al determinar el cambio social que producen las redes sociales en la educación venezolana, es indispensable conocer en primera instancia, qué es el cambio social y cuáles son los hechos y/o acontecimientos qué están ocurriendo en la actualidad, en el campo de las tecnologías de información y comunicación.

    Para ello, se define el cambio social desde el enfoque sociológico en la forma más básica, como una alteración de las organizaciones a consecuencia y en manifestación de las estructuras ligadas a las normas y a los valores de las personas que viven en grupo. Shepard (2006) lo define como el resultado de un conjunto de factores culturales y sociales que surgen en la sociedad, los cuales se clasifican en acontecimientos naturales, ideologías, descubrimientos, invención y difusión, los cuales se desglosaran a continuación:

    Acontecimientos naturales: Son alteraciones del ambiente físico y las alteraciones demográficas. Estos no dependen de la conducta humana ni de la cultura desarrollada, pueden ser intencionales o fortuitos, como terremotos, cataclismos o cambios climáticos bruscos.

    Ideologías: Se refiere a un sistema de valores y creencias que provee racionalidad a un grupo o sociedad; intervienen aspectos económicos y políticos. No se trata de que el ser humano deba acoger toda idea, pero en la medida que la sociedad sea capaz de recibir nuevos enfoques el proceso de cambio se dará o no.

    Descubrimientos: Es una manifestación de un hecho o relación existente desde antes. Es todo aquello que en cualquier orden, logre aumentar nuestra capacidad de conocimiento.


    Invención: Es la creación de algo nuevo; tanto el descubrimiento como la invención inician gran parte del cambio mediante la introducción de nuevas ideas, materiales y procesos que han influido profundamente en la estructura de cada época. Tiene un sentido eminentemente práctico dado que termina siendo la aplicación de lo descubierto.

    Difusión: Es la propagación de elementos sociales y culturales. Amplía el acceso a nuevos avances tecnológicos y es el único factor causante del cambio iniciado por otra sociedad y cultura, el mejoramiento de la comunicación ha acelerado en gran medida los medios de difusión, los cuales se van extendiendo rápidamente por todo el mundo. Cabe destacar que en relación con lo expuesto anteriormente, sobre el cambio social y los factores culturales que inciden en la sociedad, Castellanos (2004) define el cambio social como el proceso resultante de múltiples causas interrelacionadas entre si, donde el ser humano está sufriendo un profundo y dramático cambio hacia la sociedad global, en un ambiente extremadamente complejo, incierto y lleno de conflictos. Explica que al cambiar por invención, descubrimiento, difusión o transculturación, en cualquiera de los elementos interrelacionados que integran la sociedad, ocurrirán efectos directos o indirectos resultantes de múltiples rasgos culturales; en la medida que se mantenga el equilibrio y la estabilidad las consecuencias serán menos drásticas (Castellano, 2004).

    En consecuencia, el cambio social según lo expuesto, por los autores citados anteriormente, no es más que un conjunto de factores culturales y sociales que conllevan a la evolución tecnológica, a medida que la sociedad logre nuevos enfoques y acoja bien la idea, el proceso de cambio se dará y aumentará la capacidad de conocimiento para el mejoramiento de la comunicación, acelerando la expansión de los medios de difusión.

    En este sentido, teniendo en cuenta que el complejo sistema educativo venezolano responde a un modelo centralizado, controlado desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; sus estructuras se encuentran convenientemente institucionalizadas y adaptadas a sus propios intereses, por lo que es indispensable planificar una verdadera transformación que mejore la calidad educativa, estimulen el pensamiento crítico y la capacidad de resolver problemas, utilizando las tecnologías de información y comunicación, con el propósito de armonizar el equilibrio y la estabilidad del cambio social, para que éste llegue a todos los niveles y modalidades.


    Las tecnologías de información y comunicación


    En el momento que el ser humano logra desarrollar sus capacidades, ya sea por descubrimiento, invención, difusión o transculturación, inicia un proceso que le permite entender el mundo que lo rodea y la manera de hacer comunicación, por lo que utiliza herramientas cada vez más avanzadas como las tecnologías de información y comunicación (TIC).

    Las TIC impulsan las redes como un fenómeno de movimiento social para transformar las dinámicas simbólicas de la sociedad y así dar inicio a un nuevo desarrollo de diferentes culturas, realizado con icónicos existentes en las mismas redes sociales (Cardozo, 2011). Es decir, utiliza la representación gráfica y esquemática para identificar programas o diferentes funciones que pueden desarrollarse a través de un computador o cualquier dispositivo móvil con aplicaciones similares. Con ello, se hace más fácil y accesible el uso de los equipos tecnológicos.

    Llevar este auge tecnológico al escenario educativo venezolano, implica desarrollar un proyecto ambicioso que revolucione la sociedad de la información en el país. Además, conociendo de antemano que el Gobierno venezolano se compromete a financiar la tecnología para estimular el desarrollo de todos los estratos de la vida nacional, la educación, por supuesto, no puede quedarse atrás, y debe jugar un papel importante. Por lo que es preciso, capacitar al docente como facilitador para que dé su apoyo y orientación a los estudiantes y ellos tengan las capacidades de desarrollar habilidades y destrezas en el ambiente que los rodea.

    Chipia (2013) señala que la educación debe apoyarse en las TIC, particularmente, en las redes sociales virtuales y así poder desarrollar aprendizajes creativos, críticos y emocionales en los estudiantes. De manera que al involucrar las TIC con el sector educativo los educadores deben contribuir a formar estudiantes conscientes, que den buen uso a estas herramientas, y entiendan que ese mundo paralelo es sencillamente una extensión del mundo real, y su comportamiento debe ser el mismo que tienen cuando no están frente de un ordenador o un móvil con acceso a Internet, facilitando la comunicación verdadera.

    Esta influencia que tienen las TIC y las redes sociales, en el ámbito educativo, se convierte en una valiosa herramienta para el proceso de aprendizaje, dado que el conocimiento colaborativo representa, sin duda alguna, un instrumento social donde se adoptan nuevas formas conductuales en nuevos entornos, predominando la rapidez de la comunicación, con el objetivo de crear formas de interactuar distintas y adquirir conocimiento (Arteaga, 2015).


    Es importante resaltar que con las TIC se fortalece la formación de actividades académicas, por lo que se considera oportuno y pertinente considerar el uso de las redes sociales, en las instituciones de educación venezolana, desde la educación básica hasta la educación universitaria y las diferentes modalidades. Con esa finalidad se debe aprovechar que desde el Gobierno venezolano se lleva a cabo un programa de formación denominado Canaima Educativo, que se inició a partir del año escolar 2009- 2010, destinado a los primeros grados de educación básica, posteriormente, se fue extendido a otros grados.

    Así mismo, se ha dotado de tablets y laptops a estudiantes de educación media, diversificada y profesional y educación universitaria, dándoles la oportunidad de mantenerse conectados con Internet y las redes sociales.


    Redes sociales


    Hablar de redes sociales no es un tópico nuevo, el tema se remonta a 1929 cuando Frigyes Karinthy escribió un relato corto titulado Chaines (cadenas), que dio origen a la famosa teoría de los seis grados de separación. Luego, otros autores han aportado elementos para argumentar lo que hoy se conoce como redes sociales, las cuales se han desarrollado y separado de los paradigmas iniciales, planteando un estudio descriptivo diferente del clásico, el cual se establece a partir de categorías sociales como: raza, sexo, edad, entre otras. Este suponen un modelo más cercano a lo que debería ser la unidad elemental del hecho social, la relación (Cardozo, 2011).

    Cardozo (2011) argumenta que las redes sociales son estructuras donde se organiza la manera de relacionarse las personas, marcando el desarrollo de todos los factores sociales, políticos y económicos, los cuales se enaltecen gracias a las tecnologías que promueven un gran potencial mucho más rápido, a niveles más profundos.

    Esta autora deja claro que las redes sociales han marcado el ritmo de la sociedad contemporánea, modificando las prácticas sociales, su avance y filosofías, desde las estructuras más altas del poder hasta la vida privada de los individuos, constituyendo una forma de democracia compleja y estructurada en tiempo y espacio.

    En efecto, las redes sociales facilitan las respuestas a problemas sociales, políticos y económicos dentro de las comunidades, procesos en los cuales se viene observando su efectividad. Con la fuerte mediación de Internet en cada ámbito de la vida de la sociedad se complejiza el concepto de red


    social y de la sociedad de la información. La apertura a nuevos medios da como resultado la ampliación de otras formas de relaciones, tanto en espacio temporal como geográfico (Cardozo, 2011).

    Es propicio destacar que como un actor más dentro de esta complejidad se encuentran las instituciones educativas, con una carga muy particular de necesidades y responsabilidades. Ellas no escapan de la búsqueda de identidad, herramientas y objetivos dentro de las redes sociales. En algunos casos, de manera desordenada, aislada y en otros aprendiendo por prueba y error, o siguiendo simples tendencias, lo cierto es que se encuentran frente a un entramado virtual que se construye dentro y fuera de las aulas (físicas o virtuales), tan fuerte que la mayoría de las veces termina envolviéndose sin que está haya todavía decidido su rumbo (Gonzalo, Laaser, y Toloza, 2012).

    De acuerdo con Arteaga (2015) las redes sociales representan una forma superior de organización humana, propia de la sociedad de información y del conocimiento, por lo que las instituciones educativas deben incluir las redes sociales en sus procesos académicos y administrativos, ya que estas mejoran la comunicación a escala global, a través de la organización interna y educativa basada en gestión de tareas, con esto se consolida la expresión y relación individualizada del estudiante con su entorno de manera positiva.

    De Haro (2010) afirma que una estructura de red social aplicada a la educación puede disponer de la capacidad para crear grupos entre alumnos y profesores, estos pueden ser públicos y privados. Los públicos servirán para canalizar temas, mientras que los privados serán más apropiados para extensiones de clases, intercambio de opiniones, distribución de materiales para las clases y recoger trabajos. Otro tipo de grupo será el formado solo por alumnos para realizar algún trabajo académico.

    Un punto clave de este desafío resulta ser el docente, quien debe adaptarse a los cambios trascendentales que ocurren en su entorno, para transformar el proceso educativo desarrollado dentro y fuera del aula de clase. Su planificación debe estar basada en la trasmisión de conocimiento de manera no solo unidireccional sino bidireccional. Esta dinámica creativa lleva a las redes sociales a convertirse en un gran apoyo en la construcción colaborativa de conocimiento, basada en enfoques modernos del paradigma de aprendizaje que se intensifica cada día más (Arteaga, 2015).

    También se considera oportuno el uso de las redes sociales para atraer a los estudiantes; promocionarles ofertas tanto educativas, como sociales, culturales, deportivas y hasta de esparcimiento y al mismo tiempo crear lazos entre ellos y las instituciones educativas. Todo esto permite establecer


    diálogos con la suficiente empatía para fortalecer los vínculos (Gonzalo,

    Laaser, y Toloza, 2012).

    Es preciso destacar que para ingresar a algunas redes sociales, primeramente, se debe crear un perfil para compartir información, con el propósito de mantener un tipo de socialización en tiempo real. A través de ellas se abren nuevas oportunidades en el área del conocimiento y solo se necesita el acceso a Internet.

    Adaptar toda esta plataforma tecnológica a las instituciones educativas venezolanas no es tarea fácil, se requiere de recursos tecnológicos, infraestructura adecuada y un gran compromiso humano no solo de la comunidad educativa, sino de entes públicos y privados, reafirmando una vez más que así, de esta manera, el cambio social es menos drástico.

    A pesar de que las redes sociales escriben su propia historia en cualquier lugar del mundo, minuto a minuto, en los últimos años se han desencadenado un sin número de redes sociales por todas partes del planeta; se encuentran aproximadamente unas 40, sin embargo, no todas han tenido la misma aceptación y permanencia. A continuación se describen las cuatros más utilizadas por los venezolanos donde están incluidos docentes y estudiantes: Facebook, Twitter, YouTube e Instagram.

    Facebook es una red social donde los usuarios pueden conectarse y compartir opiniones, ideas, fotos y videos, a través de dispositivos móviles y ordenadores personales. Fue lanzada el 4 de febrero de 2004, nace como un proyecto para mantener contacto entre universitarios. Actualmente presume de tener más de 800 millones de usuarios activos. Se perfila como un excelente sistema utilizado en la educación ya que permite realizar gran cantidad de acciones idóneas para tareas educativas (De Haro, 2010).

    Twitter es una rede social creada en 2006. Su misión es ofrecer a todo el mundo la capacidad de crear y compartir ideas e información al instante, sin ningún tipo de obstáculos. Los usuarios envían y leen mensajes en 140 caracteres; la línea ha ganado popularidad en todo el mundo. Esta red social se puede utilizar para la educación en actividades muy concretas como tareas de clases, recordatorio de fechas importantes, discusiones entre alumnos o como sistema de preguntas rápidas al profesor (De Haro, 2010).

    YouTube no es propiamente una red social, pero si es un importante repositorio de contenidos. Es un sitio web que permite a los usuarios publicar y compartir videos, ofreciendo también algunas herramientas básicas para generar intercambios de opiniones, valoraciones, y estructuras


    sociales muy básicas en torno a un contenido, apoyando las interrelaciones de otras redes. En lo funcional se muestra a la institución educativa en su ambiente, infraestructura, intervenciones educativas con docentes-alumnos, compartiendo temas de interés para la audiencia, logros de la institución, sus cátedras y sus estudiantes (Gonzalo, Laaser, y Toloza, 2012).

    Y por último, en esta investigación se encuentra Instagram. Esta es una red social y aplicación móvil, que fue comprada por Facebook en 2012, por una cantidad cercana a los mil millones de dólares, cuya virtud principal es la capacidad de interacción entre usuarios, a través de fotografías y videos de manera instantánea y compartiendo con otras redes sociales como Facebook y Twitter. Los usuarios también pueden solicitar filtros a sus imágenes. La duración máxima de los vídeos es de 15 segundos, por lo que facilita la construcción participativa del discurso. Esta aplicación la pueden usar las instituciones educativas para dar a conocer información sobre aperturas de curso, cátedras, cambio de horario, cualquier otro asunto significativo para los docentes y alumnos (Caerols, Tapia, Carrero, 2013).


    Consideraciones finales


    El desarrollo acelerado que han tenido las tecnologías de información y comunicación las han llevado a presentarse como un fenómeno, que se ha extendido y ha transformado la manera de relacionarse los miembros de la sociedad. A través de los adelantos tecnológicos se puede llegar a varios lugares al mismo tiempo, logrando concentrar un gran número de personas que se sienten atraídas o motivadas de pertenecer a esta innovación. Utilizar redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube e Instagram ayuda a la educación a estar actualizada en relación con las TIC, no solo en el acontecer noticioso y estar al día, sino también aprender a trabajar en grupos, intercambiar ideas y generar conocimiento crítico y creativo, propio de un mundo cada vez más competitivo.

    Aunque el ámbito educativo venezolano es muy complejo, el uso de las redes sociales para mejorar la calidad de la enseñanza es acertado, aunque se insiste por un lado que el docente debe estar a la altura del reto que se le presenta; y por otro, resulta ventajoso que los estudiantes dominen con facilidad estas herramientas tecnológicas, que les permitirá desarrollar actividades académicas. Ahora bien, para realizar estas actividades académicas es oportuno que dentro del aula de clase se formen estudiantes, con una nueva orientación dirigida a utilizar las redes sociales como herramienta educativa, donde se aproveche al máximo sus ventajas en


    beneficio del desarrollo integral de cada uno de los integrantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje y al mismo tiempo, se contribuya a que el efecto del cambio social tecnológico sea beneficioso.

    Para garantizar el éxito de este proyecto es indispensable involucrar a todos los que hacen vida en el sistema educativo venezolano, es decir, personal docente, administrativo, estudiantes, la comunidad y al mismo Estado venezolano, con el firme propósito de estar dispuestos a asumir el desafío de entrar por la puerta grande a la sociedad del conocimiento y aprovechar el cambio social que producen las redes sociales en la educación venezolana.


    Recomendaciones


    • Dotar de Internet (wifi libre) a las instituciones de educación venezolana en sus diferentes niveles y modalidades.


    • Estimular el uso de las redes sociales en las instituciones de educación venezolana en sus diferentes niveles y modalidades.


    • Crear grupos virtuales entre docentes y estudiantes pertenecientes a las instituciones de educación venezolana en sus diferentes niveles y modalidades, para desarrollar proyectos a través de las redes sociales.


    • Proponer líneas de investigación con temas transformadores e innovadores donde se utilicen las redes sociales en beneficio de la educación venezolana.


Referencias bibliográficas


Arteaga, Kilsy (2015). Uso de las redes sociales como elemento transformador de la conducta de los estudiantes universitarios. Disponible en: http://publicaciones.urbe.edu/index.php/REDHECS/ article/viewArticle/3979/5216 (Consultado: 2016, junio 20).

Caerols, Raquel; Tapia, Alejandro y Carrero, Andrés (2013). Instagram, la imagen como soporte de discurso comunicativo participado. En Revista de Comunicación Vivat Academia. Año XV Nº 124 pp. 68-78. Disponible en: file:///C:/Documents%20and%20Settings/ Administrador/Mis%20documentos/Downloads/Dialnet-Instagram


LaImagenComoSoporteDeDiscursoComunicativo-5004634%20(2).

pdf. (Consultado: 2016 junio 02).

Cardozo, Gina (2011). Historia del concepto de red social. Unidad de Investigación. Universidad Santo Tomás. Disponible en: http://redessocialesgrupomen.wikispaces.com/file/view/ Historia+del+concepto+de+red+social.pdf (Consultado: 2016

mayo 26).

Castellano B. Hercilio (2004). Planificación: herramienta para enfrentar la complejidad, la incertidumbre y el conflicto. Venezuela, CENDES.

Chipia L., Joan F. (2013) Redes sociales virtuales para la educación y el cambio del ocio digital al ocio productivo. En Revista de Tecnología de Información y Comunicación en Educación Volumen 7. No.

1. Disponible en: http://servicio.bc.uc.edu.ve/educacion/eduweb/ vol7n1/art9.pdf (Consultado: 2016,junio 11).

De Haro, Juan (2010). Redes Sociales para la educación. Disponible en: http://www.adolescenciasema.org/usuario/documentos/03cap-redes- sociales-para-la-educacion.pdf. (Consultado: 2016 mayo 29).

Gonzalo, Julio; Laaser, Wolfram y Toloza, Eduardo (2012). El uso de redes sociales por parte de las universidades a nivel institucional. Un estudio comparativo. En revista de Educación a Distancia, año XI, número 32. Disponible en: http://www.um.es/ead/red/32/laaser_et_ al.pdf (Consultado: 2016, mayo 29).

Hernández, Roberto; Fernández, Carlos y Batista, Pilar (2010). Metodología de la investigación. México, Editorial Ultra. Cuarta Edición.

Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. (2009). Ley Orgánica de Educación. Disponible en: http://planipolis.iiep.unesco. org/upload/Venezuela/Venezuela_Ley_Organica_Educacion.pdf. (Consultado: 2016 octubre 16).

República Bolivariana de Venezuela (2003) Políticas educativas venezolanas y el compromiso de Dakar educación para todos. Plan educación para todos Venezuela. Ministerio de Educación Cultura y Deporte. Caracas. Disponible en: file:///C:/Documents%20and%20Settings/ Administrador/Mis%20documentos/Downloads/Plan_EPT%20(3). pdf. (Consultado: 2016, abril 18).

Shepard, Jon (2006). Sociología. México, Editorial LIMUSA, S.A. deC.V.

Grupo Noriega


Esta revista fue editada en formato digital y publicada en enero de 2018, por el Fondo Editorial Serbiluz, Universidad del Zulia. Maracaibo-Venezuela


www.luz.edu.ve www.serbi.luz.edu.ve produccioncientifica.luz.edu.ve



Universidad del Zulia/ Venezuela/ Quórum Académico/ ciciluz1@gmail.com/ ISSN 1690-7582 / e-ISSN: 2542-3223

ReviCyHLUZ

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.