DOI: https://doi.org/10.52973/rcfcv-e32139
Recibido: 21/03/2022 Aceptado: 24/05/2022 Publicado: 10/07/2022
1 de 4
Revista Cientíca, FCV-LUZ / Vol. XXXII, rcfcv-e32139, 1 - 4
RESUMEN
El erizo pigmeo africano (Atelerix albiventris) es un mamífero
insectívoro de hábitos nocturnos considerado dentro de los nuevos
animales de compañía. El objetivo de este reporte fue describir el
caso inédito de un erizo pigmeo africano macho de 4 meses (mes)
de edad, infestado con Caparinia tripilis en la ciudad de Maracay
en Venezuela. En el examen clínico se evidenció prurito, rascado y
áreas con pérdida de la densidad de púas o espinas nas costras
blanquecinas en el área de la cara y patas. Se realizaron raspados
cutáneos y se recogieron muestras para análisis de laboratorio,
la microscopía reveló la presencia del ácaro C. tripilis. Se utilizó
ivermectina en suspensión a dosis de 0,2 miligramos·kilogramos
-1
(mg·kg
-1
) vía oral, una vez al día PO (per oral), SID (semel in die), por 3
días (d) y se continuó 1 vez por semana (sem), por 3 sem, en conjunto
con Fipronil tópico cada 10 d, por 1 mes. Así mismo, se recomendó
mejorar la higiene de la jaula y del ambiente. Esto conllevó a la
resolución del cuadro clínico dermatológico y como consecuencia,
el crecimiento de las espinas. Esta combinación probó ser efectiva
30 d después del tratamiento, evaluado mediante raspados cutáneos
negativos; siendo ésta su última evaluación. La ivermectina oral y el
pronil tópico combinados fueron no invasivos y generaron menos
estrés para el paciente.
Palabras clave: Erizo pigmeo africano (Atelerix albiventris); Caparinia
tripilis; ivermectina; acariasis; pronil
ABSTRACT
The African pygmy hedgehog (Atelerix albiventris) is an insectivorous
mammal of nocturnal habits considered within the new pets. The
objective of this report was to describe a untold case of a 4-month-old
male African pygmy hedgehog infested with Caparinia tripilis in the
Maracay City from Venezuela. The clinical examination shows evidence
of itching, scratching, and areas with a loss of density of spikes and
delicate whitish crusts in the size of the face and legs. Skin scrapings
were performed, and samples were collected for laboratory analysis.
Microscopy revealed the presence of the mite C. tripilis. Ivermectin in
suspension was used at a dose of 0.2 milligrams·kilograms
-1
per oral
(PO) once a day (d), SID (semel in die), for three d and continued once
a week (wk) for three wk, in conjunction with topical Fipronil every
ten d, for one month. Likewise, it was recommended to improve the
hygiene of the cage and the environment. This led to the resolution of
the dermatological clinical picture and, as a consequence, the growth
of the spikes. This combination proved effective 30 d after treatment,
assessed by negative skin scrapings: this being his last evaluation.
Oral Ivermectin and topical Fipronil combined were non-invasive and
less stressful for the patient.
Key words: African pygmy hedgehog (Atelerix albiventris); Caparinia
tripilis; Ivermectin; acariasis; Fipronil
Reporte de un caso de Acariásis en un erizo pigmeo africano
(Atelerix albiventris) en Maracay, Venezuela
Report of a case of Acariasis in an African pygmy hedgehog
(Atelerix albiventris) in Maracay, Venezuela
Mariely Sanoja-Rondón
1,8
* , Diego Augusto Dacak-Aguilera
2,8
, Sergio Rivera-Pirela
3,8
, Mónica Hitomi Lucero-Suzuki
2,8
, Felipe Rosa Cunha
4,8
,
Renzo Andrés Venturo-Barriga
5,8
, Jorge Guzmán-Rodríguez
6,8
y Andrés Renato Ordoñez
7,8
1
Médico Veterinario, Ejercicio libre. Venezuela.
2
Médico Veterinario, Ejercicio libre. Paraguay.
3
Universidad del Zulia, Facultad de Ciencias Veterinarias.
Maracaibo, Zulia, Venezuela.
4
Universidade Federal de Pelotas. Pelotas, Rio Grande do Sul, Brasil,
5
Universidad Cientíca del Sur. Lima, Perú,
6
Universidad de
Córdoba. Montería, Córdoba, Colombia.
7
Animalopolis Hospital Clínica Veterinaria. Guayaquil, Guayas, Ecuador.
8
Universidad del Zulia, Facultad de Ciencias
Veterinarias, División de Extensión, Diplomado Internacional en Dermatología de Pequeñas Especies. Maracaibo, Zulia, Venezuela.
*Correo electrónico: marielysanoja@gmail.com
FIGURA 1. Erizo pigmeo africano (Atelerix albiventris)
Acariasis en erizo pigmeo africano / Sanoja-Rondón y col. _________________________________________________________________________
2 de 4
INTRODUCCION
El Erizo Pigmeo Africano (EPA) (Atelerix albiventris) se encuentra
dentro de la familia Erinaceidae y subfamilia Erinaceinae. Es un animal
insectívoro de hábitos nocturnos cuyo hábitat natural se ubica en
Asia, zonas de estepa y sabana en Asia, África y Europa. Debido
al creciente interés de las personas por estos nuevos animales de
compañía (NAC), desde la década de los ochenta fueron importados
hacia los demás Continentes para poder ser adquiridos como mascota;
no obstante, en la actualidad son mantenidos y reproducidos en
cautiverio [3, 7, 12, 14]. Estos mamíferos son de pequeño tamaño,
los ejemplares adultos pueden medir de 15 a 25 centímetros (cm) de
largo y pesar hasta 500 gramos (g) pudiendo ser considerados una
especie exótica para Venezuela.
Estos animales tienen dos sistemas de defensa, poseen un cuerpo
cubierto por alrededor de 5.000 púas o espinas y cuentan con la
capacidad de enrollarse, permitiéndolos proteger sus extremidades,
vientre y rostro [2, 7, 12].
La introducción de estas especies exóticas como mascotas ha
obligado a los veterinarios a adquirir mejores conocimientos sobre
todo, en lo referente a su desarrollo reproductivo, alimentación y
susceptibilidad a las enfermedades propia de dichas especies, las
cuales, al ser introducidas en otro país, pueden afectar su biodiversidad,
producir una invasión biológica o introducir con ellas microorganismos,
parásitos o enfermedades que sean capaces de amenazar especies
nativas [13].
La acariásis inducida por especies del género Caparinia tiene un
amplio rango geográco en el mundo, donde afecta a las colonias de
erizos criados como animales de compañía [11]. Se han informado
casos de acariásis en el erizo pigmeo africano en Polonia [5], Costa
Rica [12], Rumania [8], Chile [15] y Paraguay [18].
La prevalencia de acariásis inducida por C. tripilis oscila entre el
40 y el 100% [7], lo cual sugiere que esta especie sería considerada
como un ectoparásito normal en la piel del erizo sin causar signos
clínicos [8]. El manejo preventivo de factores como el estrés, el
hacinamiento, la mala higiene y la inmunosupresión pueden contribuir
al control de la enfermedad [12].
El EPA por su falta de aseo eficaz, es una especie que está
predispuesta a infestarse de una gran cantidad de ectoparásitos,
siendo los más comunes las garrapatas, las pulgas y los ácaros [6]. Se
han reportado diversas enfermedades en los erizos que incluyen varios
tipos de tumores, cardiomiopatías, complicaciones renales, colitis,
patologías periodontales, enfermedades parasitarias, bacterianas,
fúngicas, entre otras [13].
Las dermatopatías son particularmente comunes en los EPA con
una prevalencia del 66,04% [9]. Según algunos autores, C.tripilis es
un habitante normal de la piel de los erizos, por lo cual no es rara su
presencia [7]. Hasta un 40% de los erizos mantenidos en cautiverio
pueden presentar C. tripilis de forma subclínica [17].
Este ácaro pertenece a la familia Psoroptidae y su ciclo biológico
tiene una duración aproximada de 3 semana (sem), ocurriendo
íntegramente sobre el hospedador, lugar donde se alimentan de
células de descamación y restos epidérmicos. C. tripilis es altamente
contagioso y presenta una alta patogenicidad, pudiendo excavar en la
piel de la cabeza, orejas, ancos y extremidades, lo que genera signos
tales como prurito, pérdida de pelo y púas o espinas, deformación
de los oídos y descamaciones.
Los animales severamente infestados se vuelven débiles, pierden
peso y pueden abandonar su comportamiento nocturno habitual
para volverse activos durante el día (d). Si esta situación no se
controla a tiempo, puede llevar a una inmunosupresión dando paso
a una infección secundaria con dermatotos (Trychophyton erinacei,
Trychophyton mentagrophytes o Microsporum spp.) y bacterias
oportunistas (Bordetella bronchiseptica y Pasteurella multocida),
agravando eventualmente el cuadro clínico y, en casos graves,
provocando la muerte del animal afectado [12].
El raspado de piel resulta ser la técnica más utilizada para la detección
e identicación de ácaros según diversos autores. La toma de muestra
debe hacerse con el erizo previamente anestesiado, preferiblemente,
para acceder sin mayor problema a las zonas afectadas [7, 9, 12, 18].
El objetivo de este reporte fue describir el caso inédito de un EPA
macho de 4 meses (mes) de edad, infestado con C.tripilis procedente
de la ciudad de Maracay, Venezuela, donde esta especie animal y el
parásito se consideran eticos.
MATERIALES Y MÉTODOS
Fue llevado a consulta un EPA (A. albiventris) macho de color
albaricoque, de 4 mes de edad con un peso de 0,16 kilogramos (kg)
(FIGS. 1 y 2). Su propietario se rerió a la caída de púas o espinas y la
presencia de descamación en la piel con al menos 1 sem de evolución
y acompañada con baja ingesta del concentrado. Se informó que
ingería alimento balanceado para cachorros de gato (Felis catus),
combinado con vegetales y hortalizas, exentos de contaminación.
Además, reportó que se habían mudado hacía 2 sem desde una ciudad
cercana, dentro del mismo estado por lo cual se consideró, que el
estrés causado por la mudanza y el cambio de alimentación, pudo
haber sido detonante de dicha condición.
Se tomaron cuatro muestras de raspado cutáneo, marginales a las
áreas de las lesiones. En el examen microscópico se usaron objetivos
de 4X y 10X (Nikon ECLIPSE E2000, Nikon Instrument Inc. Japón).
La identicación de la especie y la clasicación taxonómica de los