Anidación de Crocodylus acutus
39
ANARTIA
Publicación del Museo de Biología de la Universidad del Zulia
ISSN 1315-642X (impresa) / ISSN 2665-0347 (digital)
DOI: 10.5281/zenodo.7951639 / Anartia, 35 (diciembre 2022): 39-45
Anidación de Crocodylus acutus a lo largo del río Santa Ana,
suroeste de la cuenca del Lago de Maracaibo, Venezuela
Nesting of Crocodylus acutus along the Santa Ana river, southwest of the
Lake Maracaibo basin, Venezuela
Junior T. Larreal
1
, Tito R. Barros
2
& Enrique Quintero-Torres
3
1
Centro de Estudios Botánicos y Agroforestales, Instituto Venezolano de Inestigaciones Cientícas,
Av. 8 con Calle 79, Maracaibo C.P. 4001, Venezuela.
2
Museo de Biología de La Universidad del Zulia, Facultad Experimental de Ciencias, Universidad del Zulia, Apdo. 526.
Maracaibo 4011, estado Zulia, Venezuela.
3
Centro de Ecología, Instituto Venezolano de Inestigaciones Cientícas, Carretera Panamericana, km 11, Apdo. 20632.
Caracas, 1020-A, Venezuela.
Correspondencia: jrlarreal27@gmail.com
(Recibido: 13-05-2022 / Aceptado: 15-11-2022 / En línea: 19-05-2023)
Factores naturales y antrópicos como las inundaciones, de-
secación, variaciones extremas de la temperatura, depreda-
dores, saqueo de nidos por pobladores rurales y degrada-
ción del hábitat de anidación, son las principales causas de
la pérdida de nidos de cocodrilos (Ogden 1978, Mazzotti
1989, Barros et al. 2010). Los estudios sobre los aspectos
ecológicos del hábitat de anidación y la caracterización de
los nidos, proveen información fundamental para la con-
servación y manejo de las especies de cocodrilos, ya que
permite evaluar los efectos de las condiciones ambienta-
les sobre el éxito de eclosión y la sobrevivencia de las crías
(orbjarnarson 1989, Casas-Andreu 2003, Charruau et
al. 2010, Charruau 2012, Cedillo-Leal et al. 2013).
Las características ecológicas del hábitat de anidación
y de los nidos de Crocodylus acutus, han sido estudiadas
principalmente en Florida-EEUU (Ogden 1978, Lutz
& Dunbar-Cooper 1984, Mazzotti et al. 1988, Mazzotti
1989) y México (Casas-Andreu 2003, Cupul-Magaña et
al. 2004, Charruau et al. 2010, Cedillo-Leal et al. 2013,
González-Desales et al. 2016, McCann 2016), además de
algunos trabajos realizados en países de Centroamérica y
el Caribe como Panamá, Cuba y Colombia (Soberón et al.
2002, Balaguera-Reina et al. 2015, Gómez-González et al.
2017). En Venezuela y especialmente en el occidente del
país, los estudios sobre la anidación de C. acutus son esca-
En la actualidad 21% de los reptiles (1.829 especies),
se encuentran en alguna categoría de amenaza, siendo los
cocodrilos y las tortugas las especies que requieren las ac-
ciones más urgentes para prevenir la extinción (Cox et al.
2022). El caimán de la costa o cocodrilo americano, Cro-
codylus acutus (Cuvier 1807), es una de las cinco especies
de cocodrilianos que se encuentran en Venezuela (Seijas
2011). A pesar de su amplia distribución en las costas ame-
ricanas del Océano Pacíco (desde México hasta Perú)
y del Océano Atlántico (desde Florida, Estados Unidos
hasta Venezuela, incluyendo las islas del Mar Caribe), esta
especie se encuentra catalogada como especie vulnerable
según la Lista Roja de la Unión Internacional para la Con-
servación de la Naturaleza (Rainwater et al. 2021). En Ve-
nezuela, es considerada como especie En Peligro de Extin-
ción por el decreto 1496 (República de Venezuela 1996)
y En Peligro según la última evaluación publicada en el
Libro Rojo de la Fauna de Venezuela (Seijas et al. 2015).
El ciclo reproductivo de los cocodrilos consta de cinco
etapas, que incluyen el cortejo, apareamiento, anidación,
cuidado parental (de huevos y crías) y eclosión (Balaguera-
Reina et al. 2015). La anidación es una de las etapas más
vulnerables en el proceso reproductivo de los cocodrilos,
el cual puede tener un gran impacto sobre la sobrevivencia
de estas especies (Mazzotti 1999, Cedillo-Leal et al. 2013).
J. T. Larreal, T. R. Barros & E. Quintero-Torres
40
sos. En la región del suroeste de la cuenca del Lago de Ma-
racaibo, especícamente en el río Santa Rosa se registraron
77 playas aptas para la anidación de esta especie (Valeris &
Barros 2011). En los ríos Santa Rosa y Río Negro se reco-
lectaron huevos de C. acutus en áreas naturales de anida-
ción para su posterior incubación en nidos articiales con
nes de conservación (Barros et al. 2010); sin embargo, no
se proporcionan datos sobre aspectos ecológicos del área
de anidación. En este sentido, en el presente estudio se des-
criben algunas características del hábitat de anidación y de
los nidos de C. acutus, en los ríos Santa Rosa y Río Negro,
subcuenca del río Santa Ana, al suroeste de la cuenca del
Lago de Maracaibo, Venezuela. Estas observaciones for-
maron parte de un proyecto más amplio que incluía bús-
queda, recolección e incubación articial de huevos de C.
acutus, del cual dos trabajos ya han sido publicados: uno
sobre vocalizaciones de neonatos durante la eclosión y otro
sobre los efectos de la profundidad de incubación articial
sobre el éxito de eclosión (Cardozo-Urdaneta et al. 2011,
Larreal et al. 2022).
Entre los meses de enero y marzo del 2008 se realizaron
recorridos en el río Santa Rosa y el Río Negro, ambos tribu-
tarios del río Santa Ana (Fig. 1), al Suroeste del Lago de Ma-
racaibo. El clima de la zona es de bosque subhúmedo tropi-
cal, con un promedio anual de 1544 mm de lluvias y 27,8ºC
de temperatura (MARNR 1997). Ambas vertientes hídricas
se encuentran severamente intervenidas por actividades an-
trópicas, y en general las subcuencas de los ríos Apón y Santa
Ana, son una de las tres regiones de la cuenca del Lago de
Maracaibo que presentan las mayores tasas de deforestación
focalizada (Portillo-Quintero et al. 2012). Ambos ríos pre-
sentan una gran sinuosidad, el río Santa Rosa se caracteriza
por la formación de playas en sus márgenes, mientras que el
Río Negro es más estrecho y sus márgenes son generalmente
verticales con formación de barrancos. La búsqueda se rea-
lizó a pie con ayuda de indígenas de la etnia Barí que viven
en la zona, con experiencia en el rastreo y localización de ni-
dadas. La densidad de nidos (nidos/km lineal), se obtuvo a
partir de la distancia recorrida de los tramos de ambos ríos
(en el río Santa Rosa fue alrededor de 6,75 km y en el Río
Negro aproximadamente de 3 km).
Una vez hallado el sitio de anidación se procedió a loca-
lizar la posición exacta de la cámara de huevos introducien-
do en la arena una na vara de madera (Fig. 2). Se realiza-
ron observaciones sobre las características del lugar donde
se encontró el nido, si fue una playa o barranco, ancho y
largo de la playa (m) el ancho del río (m) (Fig. 2), el tipo
de vegetación aledaña a cada nido, así como la cobertura
de sombra (%) por la vegetación sobre el nido. A cada nido
encontrado se le tomó medidas del diámetro, la profundi-
dad del primer huevo y la profundidad del último huevo,
mero de huevos, así como también la distancia del nido.
A partir de estos datos se obtuvieron estadísticos descrip-
tivos como la media, desviación estándar (DE), mínimo,
máximo y se determinó el Coeciente de Variación (CV)
como una medida de la variación, independiente de la es-
cala de cada variable y expresa la desviación estándar como
porcentaje de la media (Quinn & Keough 2002). Además,
de cada nidada se escogieron cinco huevos aleatoriamente,
para medir ancho y largo del huevo. Todos los estadísticos
se obtuvieron con el soware R (R Core Team 2022).
Se hallaron un total de ocho nidadas de Crocodylus acu-
tus, seis fueron hallados en playas del río Santa Rosa y dos
en barrancos del Río Negro. En el sector Río Negro la den-
sidad de nidos fue de 0,5 nidos/km lineal y en el río Santa
Rosa 0,88 nidos/km lineal. Estos valores de densidad son
menores a los encontrados en zonas marino-costeras como
la Bahía Portete en Colombia, donde la densidad de nidos
de C. acutus uctuó entre 1,73 nidos/km (17,73 nidos/ha)
y 3,4 nidos/km (34,013 nidos/ha) en un área total de 1,4
ha (Gómez-González et al. 2017). Por su parte, González-
Desales et al. (2016), registraron 34 nidos en 25,5 km (1,3
nidos/km), en la Reserva de Biosfera La Encrucijada (costa
del Océano Pacíco en el Estado de Chiapas, México). La
baja densidad registrada en el río Santa Rosa y el Río Negro
se corresponde con la baja densidad de individuos (0,54
individuos/km) encontrada previamente en el río Santa
Rosa (Valeris & Barros 2011). Sin embargo, es importan-
te mencionar que los pobladores de la zona que realizan
anualmente la búsqueda de huevos en el río Santa Rosa y
Río Negro, señalaron para temporadas de anidación ante-
riores al año de estudio de este trabajo (2008), que en un
tramo más largo (35 km) se encontraban entre 50 y 55 ni-
dos, que equivale entre 1,42 y 1,57 nidos/km.
En la tabla 1 se observan los estadísticos descriptivos de
las variables físicas de las playas y de los nidos encontrados.
Sobre las variables ancho y largo de las playas, así como el
ancho de los ríos en los cuales se encontraron los nidos, no
existen sucientes datos en la literatura que permitan hacer
comparaciones. Los valores de distancia desde el nido has-
ta el cuerpo de agua registrados en este trabajo (4-20m),
se encuentran dentro de los intervalos señalados en zonas
de anidación marino-costeras y de ríos (Casas-Andreu
2003, Cupul-Magaña et al. 2004, Cedillo-Leal et al. 2013,
Balaguera-Reina et al. 2015, González-Desales et al. 2016,
Gómez-González et al. 2017). Sin embargo, esta distancia
fue mayor a la registrada bajo condiciones de cautiverio
en el departamento de Tumbes en Perú, donde los valores
uctuaron entre 0,7 y 1,3 m (Pérez & Escobedo-Galván
2005), y a la señalada para los ríos del Parque Nacional Ca-
ñón del Sumidero (Chiapas, México) con valores entre 2 y
6 metros (Sigler 2010).